El Consejo en su formación de Asuntos Económicos y Financieros (ECOFIN)

Consejo de la UE

El Consejo de Asuntos Económicos y Financieros se encarga de la política de la UE en tres ámbitos principales: política económica, cuestiones fiscales y reglamentación de los servicios financieros.

¿Cómo funciona el ECOFIN?

El ECOFIN está formado por los ministros de Economía y Hacienda de todos los Estados miembros. Los comisarios europeos competentes también participan en las sesiones.

Hay además sesiones específicas del ECOFIN, a las que asisten los ministros encargados de los presupuestos nacionales y el comisario europeo de Programación Financiera y Presupuesto para preparar el presupuesto anual de la UE.

Por lo general, las reuniones del ECOFIN se celebran una vez al mes.

Acerca de la política económica y financiera

Eurogrupo

El Eurogrupo: un órgano informal que reúne a los ministros de los países de la zona del euro para tratar cuestiones relacionadas con el euro.

El Consejo de Asuntos Económicos y Financieros, conocido como Consejo ECOFIN, se encarga de la política económica, los asuntos fiscales, los mercados financieros y la circulación de capitales, así como de las relaciones económicas con países no pertenecientes a la UE.

Prepara asimismo el presupuesto anual de la UE y se ocupa de los aspectos jurídicos y prácticos de la moneda única, el euro.

El Consejo ECOFIN coordina las políticas económicas de los Estados miembros, refuerza la convergencia de su rendimiento económico y supervisa sus políticas presupuestarias.

También coordina las posiciones de la UE en reuniones internacionales, como el G-20, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Se ocupa asimismo de los aspectos financieros en las negociaciones internacionales sobre medidas para luchar contra el cambio climático.

Prioridades del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros durante la Presidencia maltesa

Las prioridades del Consejo de Asuntos Económicos y Monetarios durante la Presidencia maltesa se centran en el refuerzo del crecimiento económico, la creación de empleo y la inversión. Para alcanzar estos objetivos, el Consejo seguirá trabajando en la legislación relativa a la unión de los mercados de capitales, la unión bancaria y la fiscalidad y el futuro de la Unión Económica y Monetaria.

En materia de gobernanza económica, el Consejo intentará alcanzar un acuerdo político sobre el Reglamento relativo al programa de apoyo a las reformas estructurales y continuará sus debates sobre la futura arquitectura de la Unión Económica y Monetaria (UEM) en consonancia con el informe de los cinco presidentes sobre el futuro de la UEM publicado en 2015.

Además, el Consejo proseguirá los trabajos sobre la unión de los mercados de capitales. En particular, la Presidencia aspira a concluir los debates sobre la propuesta relativa a una titulización simple y transparente. También quiere alcanzar un acuerdo político con el Parlamento Europeo sobre las propuestas legislativas relativas a los fondos de capital riesgo europeos y al fondode emprendimiento social europeo.

El Consejo tiene también intención de avanzar en la modificación de la legislación relativa a la Unión Bancaria, concretamente en lo que respecta a los requisitos de capital para los bancos, la normativa sobre reestructuración y resolución bancarias y el Mecanismo Único de Resolución. También se propone hacer avanzar los debates técnicos en torno a la propuesta del Sistema Europeo de Garantía de Depósitos (SEGD).

En el ámbito de la fiscalidad, la Presidencia maltesa impulsará los trabajos sobre las propuestas publicadas por la Comisión Europea en el otoño de 2016. Se trata de las modificaciones de la Directiva de lucha contra la elusión fiscal, una iniciativa sobre mecanismos de resolución de litigios, la base imponible consolidada común y las propuestas relacionadas con el comercio electrónico.

El Consejo trabajará asimismo para llevar a término las negociaciones sobre la propuesta de modificación de la 4.ª Directiva contra el blanqueo de capitales, que establece medidas adicionales para combatir la financiación del terrorismo y lograr una mayor transparencia de las transacciones financieras.

La Presidencia maltesa también tratará de alcanzar un acuerdo político con el Parlamento Europeo sobre la versión actualizada del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) y el mandato para préstamos en el exterior del BEI.