El Consejo en su formación de Medio Ambiente (ENV)

Consejo de la UE

El Consejo de Medio Ambiente se encarga de la política medioambiental de la UE, en particular de la protección del medio ambiente, el uso prudente de los recursos y la protección de la salud humana. También se ocupa de las cuestiones medioambientales internacionales, especialmente en el ámbito del cambio climático.

¿Cómo funciona el Consejo de Medio Ambiente?

El Consejo de Medio Ambiente se compone de los ministros encargados de los asuntos relacionados específicamente con el medio ambiente. La Comisión Europea está representada en sus sesiones tanto por el comisario de Medio Ambiente como por el comisario de Acción por el Clima.

El Consejo de Medio Ambiente celebra unas cuatro sesiones al año.

Acerca de la política medioambiental

Cuando se ocupa de determinar las políticas aplicables, es competencia del Consejo, junto con el Parlamento Europeo, adoptar una legislación medioambiental ambiciosa que proteja los hábitats naturales, conserve la pureza del aire y de las aguas, garantice la correcta eliminación de los residuos, mejore el conocimiento de los productos químicos tóxicos y ayude a las empresas a evolucionar hacia una economía sostenible.

El Consejo se asegura asimismo de que los aspectos medioambientales se integren adecuadamente en otras políticas de la UE, como las relativas a la industria, la agricultura, el transporte, la energía y los servicios.

A escala internacional, la UE y sus Estados miembros se esfuerzan por garantizar que las normas medioambientales de la UE se vean reflejadas en los acuerdos internacionales sobre el medio ambiente y el cambio climático. En este sentido, el Consejo se encarga de preparar las posiciones de la UE en las conferencias internacionales y en las negociaciones sobre el cambio climático.

Prioridades del Consejo de Medio Ambiente durante la Presidencia maltesa

El programa de trabajo del Consejo de Medio Ambiente bajo la Presidencia maltesa se centrará en las iniciativas emprendidas en el marco de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Ello incluye avanzar en los trabajos sobre la propuesta relativa a la revisión del régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE) y también en los sectores no cubiertos por el RCDE, como el Reglamento de reparto del esfuerzo y el Reglamento sobre el uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura. Estos instrumentos ayudarán a cumplir los compromisos de la UE contenidos en el Acuerdo de París sobre el cambio climático.

La Presidencia también perseguirá el objetivo de avanzar en las negociaciones sobre las propuestas incluidas en el paquete de medidas sobre la economía circular.