Utilizamos cookies para brindarle la mejor navegación por nuestra sede electrónica. Para más información consulte el enlace cómo utilizamos las cookies y cómo cambiar los ajustes.

El Consejo en su formación de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO)

Consejo de la UE
El Consejo EPSCO se propone aumentar los niveles de empleo y mejorar las condiciones de vida y de trabajo, garantizando un alto grado de protección de la salud humana y de los consumidores en la UE.

¿Cómo funciona el Consejo EPSCO?

El Consejo EPSCO reúne a los ministros encargados de empleo, asuntos sociales, sanidad y protección de los consumidores de todos los Estados miembros de la UE. Los comisarios europeos competentes también participan en las sesiones.

Normalmente se celebran 4 sesiones EPSCO al año. En general dos de ellas se dedican exclusivamente a empleo y a temas de política social.

Acerca de la política de empleo, política social, sanidad y consumidores

El principal objetivo de las políticas de empleo, política social, sanidad y consumidores de la UE es elevar el nivel y la calidad de vida de sus ciudadanos, en particular, mediante empleos de alta calidad y unos niveles elevados de protección social, protección de la salud y protección de los intereses del consumidor.

En materia de empleo y de política social, el Consejo elabora orientaciones anuales sobre empleo que los Estados miembros tienen en cuenta en su política nacional. También adopta, junto con el Parlamento Europeo, legislación destinada a mejorar las condiciones laborales, la integración social y la igualdad de género.

Mientras que los Estados miembros tienen plena competencia en la determinación de su política sanitaria y en la organización y prestación de la atención sanitaria, el Consejo adopta, junto al Parlamento Europeo, legislación relativa a la calidad y protección de los órganos y la sangre humanos, los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza y la calidad y seguridad de los medicamentos y los productos sanitarios.

En materia de protección del consumidor, el Consejo, junto con el Parlamento Europeo, adopta normas en el nivel de la UE para proteger la salud y garantizar la seguridad del consumidor, así como sus intereses económicos.