El Consejo en su formación de Justicia y Asuntos de Interior (JAI)

Consejo de la UE

El Consejo de Justicia y Asuntos de Interior elabora las políticas de cooperación y políticas comunes sobre diferentes cuestiones transfronterizas, con la finalidad de crear un espacio de justicia en toda la UE.

¿Cómo funciona el Consejo de Justicia y Asuntos de Interior?

El Consejo de Justicia y Asuntos de Interior (JAI) está formado por los ministros de Justicia y Asuntos de Interior de todos los Estados miembros de la UE. En general, los ministros de Justicia se encargan de la cooperación judicial en asuntos civiles y penales y de los derechos fundamentales, mientras los ministros de Interior se ocupan de la migración, la gestión de las fronteras y la cooperación policial, entre otras cuestiones. Pero no todos los Estados miembros de la UE tienen la misma división de funciones entre ministros. El Consejo JAI se encarga también de la protección civil.

El Consejo JAI se suele reunir cada tres meses.

Tal como se acordó en los Tratados de la UE, Dinamarca, el Reino Unidos e Irlanda no participan plenamente en la aplicación de determinadas medidas relativas a la justicia y asuntos de interior o su participación está sujeta a determinadas condiciones.

En los ámbitos relacionados con el acervo de Schengen, los debates tienen lugar bajo la forma de comité mixto. Este comité está compuesto por los Estados miembros más los cuatro Estados no miembros de la UE que son parte en el acuerdo de Schengen (Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza). Cuando lo que se trata son medidas legislativas, tras su debate en el comité mixto se aprueban en el Consejo JAI, en el cual no votan ni el Reino Unido ni Irlanda.

Sobre la política de justicia y asuntos de interior

El Consejo adopta legislación, en la mayoría de los casos junto con el Parlamento Europeo, destinada a garantizar los derechos fundamentales, y la libre circulación de personas a través del territorio de la UE y a ofrecer a los ciudadanos un alto grado de protección. Se ocupa de las políticas de asilo e inmigración, la cooperación judicial en materia civil y penal, la protección civil y la lucha contra la delincuencia grave y organizada y el terrorismo; también aborda cuestiones relacionadas con el espacio europeo sin fronteras denominado «de Schengen».

El Consejo se encarga asimismo de facilitar y reforzar la coordinación de la actuación de los Estados miembros en el ámbito de la seguridad interior. Lo hace ocupándose de la protección de las fronteras exteriores de la UE y procurando mejorar la cooperación policial y aduanera.

Prioridades del Consejo de Justicia y Asuntos de Interior durante la Presidencia maltesa

 Justicia

En el ámbito de la Justicia, para la Presidencia maltesa es una prioridad importante la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada. La Presidencia tratará la propuesta de Directiva sobre la armonización del delito penal de blanqueo de capitales en la UE, así como la propuesta de Reglamento sobre el reconocimiento mutuo de las resoluciones de inmovilización de bienes y decomiso.

La Presidencia proseguirá las negociaciones de la revisión de la Decisión sobre Eurojust vigente, junto con la propuesta de Reglamento relativo a la creación de la Fiscalía Europea.

Asuntos de Interior

En cuanto a los Asuntos de Interior, la Presidencia maltesa fomentará la acción común europea para hacer frente a los desafíos que presentan los flujos migratorios y las amenazas terroristas.

La Presidencia maltesa continuará con la aplicación de la Agenda Europea de Migración. Una de las prioridades será la armonización de la política de asilo de la UE a partir de las propuestas de revisión del Sistema Europeo Común de Asilo. Se pondrá especial atención en las medidas destinadas a garantizar la aplicación efectiva de los principios de solidaridad y responsabilidad y del Reglamento de Dublín.

La Presidencia maltesa también dará seguimiento al nuevo Marco de Asociación con terceros países con el fin de salvar vidas en el Mediterráneo, incrementar la tasa de retornos y permitir a los migrantes permanecer cerca de sus países de origen. Paralelamente, la Presidencia proseguirá los trabajos en el ámbito de la migración legal haciendo avanzar las negociaciones legislativas sobre la revisión de la Directiva de la tarjeta azul.

El refuerzo de la gestión de las fronteras exteriores es otro punto clave para la Presidencia maltesa. Concretamente, la Presidencia aspira a concluir las negociaciones sobre las propuestas relativas al sistema de entradas y salidas. Asimismo, tiene la intención de hacer avanzar en las negociaciones sobre la creación de un Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (SEIAV).

La Presidencia maltesa impulsará el debate sobre la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada grave. Se centrará en los debates relacionados con la propuesta de instrumento legislativo sobre lucha contra el fraude y falsificación de medios de pago distintos del efectivo.