El proceso de toma de decisiones en el Consejo

El Consejo como órgano decisorio de la UE

Procedimiento legislativo ordinario

El procedimiento legislativo ordinario, también llamado «de codecisión», se utiliza para cerca de 85 ámbitos de actuación de la UE, desde la lucha contra la discriminación hasta la política de inmigración.

La mayoría de los actos jurídicos negociados mediante este procedimiento se adopta en primera lectura .

El Consejo es un órgano decisorio fundamental de la UE . Negocia y adopta la nueva legislación de la UE, adaptándola cuando es necesario, y coordina políticas. En la mayor parte de los casos, el Consejo decide junto con el Parlamento Europeo mediante el procedimiento legislativo ordinario también llamado «de codecisión». La codecisión se utiliza para los ámbitos de actuación en los que la UE tiene competencia exclusiva o compartida con los Estados miembros. En estos casos, el Consejo legisla sobre la base de propuestas presentadas por la Comisión Europea. 

En algunos ámbitos muy específicos, el Consejo adopta decisiones mediante procedimientos legislativos especiales –el procedimiento de aprobación y el procedimiento de consulta– en los que el papel del Parlamento es limitado. 

En el Consejo: procedimiento en tres fases

Más de 150 grupos y comités colaboran en la preparación del trabajo de los ministros, que examinan propuestas en las diferentes formaciones del Consejo. Estos grupos y comités se componen de funcionarios de todos los Estados miembros.

Una vez que el Consejo ha recibido una propuesta de la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo estudian simultáneamente el texto.. Este estudio se denomina «lectura». Pueden llevarse a cabo hasta tres lecturas antes de que el Consejo y el Parlamento acuerden o rechacen una propuesta legislativa.

El Consejo puede adoptar a veces un acuerdo político, también denominado «orientación general» , a la espera de la primera lectura del Parlamento. Una orientación general acordada en el Consejo puede contribuir a acelerar el procedimiento legislativo e incluso facilitar un acuerdo entre ambas instituciones, pues da al Parlamento una indicación sobre la posición del Consejo antes de su dictamen en primera lectura. Sin embargo, la posición final del Consejo no puede adoptarse hasta que el Parlamento no haya emitido su propio dictamen en primera lectura.

En cada lectura, la propuesta pasa por tres niveles en el Consejo :

  • el grupo
  • el Comité de Representantes Permanentes (Coreper)
  • la formación del Consejo

Esto garantiza el control técnico de la propuesta en el nivel del grupo, la responsabilidad política respecto de ella en el nivel ministerial y el control por parte de los embajadores en el Coreper, que combina la capacidad técnica con la consideración política.

Órganos preparatorios del Consejo

El Consejo es asistido por más de 150 grupos de trabajo y comités, denominados 'órganos preparatorios'

1. El grupo

La Presidencia del Consejo, con la asistencia de la Secretaría General, determina el grupo adecuado para tratar una propuesta y lo convoca.

Un grupo comienza su trabajo con el examen general de la propuesta y realiza posteriormente un estudio de esta, línea por línea.

No hay un plazo oficial para que un grupo termine su trabajo; el tiempo depende de la naturaleza de la propuesta. Tampoco existe ninguna obligación de que el grupo presente un acuerdo, si bien el resultado de sus debates se presenta al Coreper .

2. El Comité de Representantes Permanentes (Coreper)

El tratamiento de la propuesta en el Coreper depende del grado de acuerdo alcanzado en el grupo .

Si el acuerdo se puede alcanzar sin debate, los puntos aparecen en la Parte I del orden del día del Coreper.

Si es necesario un nuevo debate en el Coreper por no haberse alcanzado un acuerdo en el grupo sobre determinados aspectos de la propuesta, los puntos se incluirán en la Parte II del orden del día del Coreper. En este caso, el Coreper podrá:

  • intentar negociar un acuerdo por sí mismo
  • volver a someter la propuesta al grupo junto con propuestas transaccionales, si ha lugar
  • elevar la cuestión al Consejo.

La mayoría de las propuestas figuran varias veces en el orden del día del Coreper, pues este intenta resolver diferencias que el grupo no ha superado.

3. La formación del Consejo

Si el Coreper ha podido concluir el debate sobre una propuesta, esta se convierte en Punto «A» del orden del día del Consejo , lo que significa que se espera este dé su acuerdo sin debate. Por regla general, cerca de dos tercios de los puntos del orden del día del Consejo se adoptarán como puntos «A». Sin embargo, el debate sobre estos puntos se puede reabrir si lo solicitan uno o varios Estados miembros.

La sección «B» del orden del día del Consejo incluye puntos:

  • que han quedado pendientes de otras sesiones del Consejo
  • sobre los que no se ha llegado a un acuerdo en el Coreper o en el grupo
  • demasiado sensibles desde el punto de vista político para resolverse en un nivel inferior

Los resultados de las votaciones del Consejo se hacen públicos automáticamente cuando el Consejo actúa como legislador. Si un miembro desea añadir una nota explicativa a su voto, esta nota también se hará pública, cuando se refiera a un acto legislativo adoptado. En otros casos, cuando las explicaciones de voto no se publiquen automáticamente, pueden hacerse públicas a petición del autor.

Dado que el Consejo es una única persona jurídica, cualquiera de sus diez formaciones puede adoptar un acto del Consejo que sea competencia de otra formación.