Procedimiento legislativo ordinario

Consejo de la UE

El procedimiento de codecisión se introdujo por primera vez en 1992 y su uso se extendió en 1999. Con la adopción del Tratado de Lisboa, la codecisión pasó a denominarse procedimiento legislativo ordinario y se convirtió en el procedimiento de toma de decisiones principal utilizado para la adopción de la legislación de la UE. Se aplica en unos 85 ámbitos de actuación.

Alcanzar un acuerdo

En ocasiones, el Consejo recurre a una «orientación general» para dar al Parlamento una idea de su posición respecto a la propuesta legislativa presentada por la Comisión.

Este acuerdo político se emplea habitualmente para acelerar el procedimiento legislativo y facilitar un acuerdo en primera lectura entre el Parlamento y el Consejo.

En síntesis

Legisladores: Consejo de la UE y Parlamento Europeo

Derecho de iniciativa legislativa: Comisión Europea

Principales elementos del procedimiento:

  1. La Comisión Europea presenta una propuesta al Consejo y al Parlamento Europeo
  2. El Consejo y el Parlamento adoptan una propuesta legislativa, o bien en primera lectura o bien en segunda lectura
  3. Si estas dos instituciones no llegan a un acuerdo tras la segunda lectura, se convoca a un comité de conciliación
  4. Si el texto acordado por el Comité de Conciliación es aceptable para ambas instituciones en tercera lectura, se adopta el acto legislativo

Si una propuesta legislativa es rechazada en cualquiera de las fases de este procedimiento o si el Parlamento Europeo y el Consejo no pueden llegar a una solución transaccional, la propuesta no se adopta y se da por concluido el procedimiento.

Base jurídica: artículos 289 y 294 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea