Reunión informal de los 27 jefes de Estado o de Gobierno, 16.9.2016

  • 16.9.2016
  • 0:00
  • Bratislava
  • Presidido por Donald Tusk
  • Directorio de fotos 

Información para los medios

Los jefes de Estado o de Gobierno de los 27 se han reunido en Bratislava para iniciar una reflexión política sobre el desarrollo futuro de una UE con 27 países miembros.

Los dirigentes han aprobado la Declaración y la Hoja de Ruta de Bratislava, que establecen los objetivos para los próximos meses.

Estos objetivos son:

  • restablecer plenamente el control de las fronteras exteriores
  • garantizar la seguridad interior y combatir el terrorismo
  • reforzar la cooperación de la UE en materia de seguridad exterior y defensa
  • impulsar el mercado único y ofrecer mejores oportunidades a los jóvenes europeos

«Estos objetivos se corresponden con una serie de medidas muy concretas», ha declarado el presidente Donald Tusk en la rueda de prensa posterior a la cumbre. «Mencionaré tan solo que varios dirigentes han decidido desplegar de forma inmediata personal y material adicionales para ayudar a guardar la frontera de Bulgaria con Turquía», ha agregado.

La Hoja de Ruta de Bratislava guiará la actuación de la UE durante los próximos meses. Los 27 dirigentes quieren volver a reunirse en Malta en enero de 2017 y concluir el proceso de reflexión en la reunión de Roma, que se celebrará en marzo de 2017.

«Espero que la cumbre de Bratislava abra la vía para renovar la fe y la confianza en la Unión Europea», ha declarado el presidente Tusk. «Esto solo sucederá cuando la gente se dé cuenta de que estamos cumpliendo nuestras promesas mediante una cooperación leal entre los Estados miembros y las instituciones», ha añadido.

Desde mediados de agosto, el presidente Tusk ha mantenido consultas con todos los dirigentes de la UE de cara a la cumbre de Bratislava. En esas conversaciones ha tratado tanto de la organización de la reunión como de su contenido.

Antecedentes

El 29 de junio de 2016, los 27 jefes de Estado o de Gobierno se reunieron informalmente para tratar las consecuencias políticas y prácticas de la salida del Reino Unido de la UE. Los dirigentes iniciaron un debate sobre el futuro de la Unión Europea.

«Estamos resueltos a permanecer unidos y a trabajar en el marco de la UE para afrontar los desafíos del siglo XXI y encontrar soluciones que beneficien a nuestras naciones y pueblos. Estamos preparados para abordar cualquier dificultad que pueda derivarse de la situación actual», declararon entonces.

Última actualización 19.9.2016