Cumbre UE-EE. UU., Bruselas, 26.3.2014

Consejo Europeo
  • Consejo Europeo
  • 26.3.2014
  • Bruselas

Reunidos con ocasión de la Cumbre de Bruselas entre la UE y los EE. UU., Herman Van Rompuy, José Manuel Barroso y el Presidente Barack Obama han dialogado sobre la sólida relación entre la UE y los EE. UU., las relaciones internacionales, la crisis de Ucrania y los principales retos mundiales.

Relaciones internacionales y crisis de Ucrania

Los últimos acontecimientos ocurridos en Ucrania han confirmado que la firme cooperación entre la Unión Europea y los Estados Unidos en materia de paz y de seguridad es de crucial importancia.

En lo que se refiere a Ucrania, la principal prioridad para el Presidente Obama, el Presidente Barroso y el Presidente Van Rompuy es apaciguar la situación. Han tomado nota de que, con la primera reunión de los Ministros de Asuntos Exteriores de Rusia y Ucrania y el apoyo de Rusia a la misión de la OSCE en Ucrania, se han dado los primeros pasos positivos para poder entablar negociaciones.

Los dirigentes de la UE y los EE. UU. han abordado además las negociaciones con Irán sobre su programa nuclear y las catástrofes humanitarias de Siria y la República Centroafricana. Han reaccionado a la sentencia a muerte masiva dictada contra 500 simpatizantes de los Hermanos Musulmanes en Egipto y han instado a las autoridades egipcias a restablecer el Estado de Derecho.

Tras la cancelación de la reunión del G8, Herman Van Rompuy, José Manuel Barroso y el Presidente Barack Obama han convenido en volver a reunirse en Bruselas y celebrar en esta ciudad la próxima cumbre del G7 en el mes de junio.

Economía y retos mundiales

Reforzar el crecimiento económico y la creación de empleo sigue siendo fundamental a ambos lados del Atlántico. La UE y los Estados Unidos han tomado medidas importantes para estabilizar las condiciones financieras y superar la crisis. La UE sigue comprometida con la construcción de una unión económica y monetaria profunda y auténtica que incluya una unión bancaria.

Los dirigentes de la UE y los EE. UU. han hablado de seguridad energética y de reducir la dependencia de Europa del gas ruso. El Presidente Barroso ha acogido favorablemente la perspectiva de que los EE. UU. exporten gas en el futuro, pues el que el mundo cuente con nuevas fuentes de suministro sería beneficioso para Europa y para otros socios estratégicos.

También han hablado acerca del cambio climático y han confirmado su determinación por trabajar en pro de la adopción en 2015 de un protocolo mundial.

Los dirigentes de la UE y los EE. UU han renovado su compromiso a favor de una sólida Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (ATCI), que vaya más allá de un acuerdo de libre comercio y reafirme los valores compartidos por ambas partes de democracia, libertades individuales, Estado de Derecho y derechos humanos, así como un empeño común en pro de la apertura de las sociedades y las economías.

La cumbre ha brindado asimismo la ocasión de abordar la inquietud de los ciudadanos europeos por los programas de vigilancia estadounidenses. Está en preparación un acuerdo marco sobre protección de datos.

Los dirigentes han reafirmado su compromiso para concluir, tan pronto como sea posible, sistemas seguros de exención de visado para viajar entre los Estados Unidos y todos los Estados miembros de la UE.

Acerca de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (ATCI)

La UE y los EE. UU. han decidido reforzar sus relaciones económicas acordando iniciar las negociaciones de un acuerdo global sobre comercio e inversión, cuyo objetivo es suprimir las barreras comerciales en gran variedad de sectores económicos para facilitar la adquisición y la venta de bienes y servicios entre la UE y los EE. UU.

Última actualización 20.11.2014