Cumbre del G-20 en Hamburgo (Alemania), 7-8.7.2017

Cumbre internacional
  • Cumbre internacional
  • 7-8.7.2017
  • Alemania

Los dirigentes del G-20 se han reunido en Hamburgo (Alemania) los días 7 y 8 de julio. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, han representado a la UE en la cumbre. El tema de la cumbre de este año era: «Forjar un mundo interconectado».

Los dirigentes han aprobado un comunicado que trata los siguientes aspectos:

  • compartir los beneficios de la globalización
  • crear resiliencia
  • mejorar el sustento sostenible
  • asumir responsabilidad

También han adoptado un plan de acción para reforzar la cooperación en la lucha contra el terrorismo y hacer frente al problema de los combatientes terroristas extranjeros.

En relación con la energía y el clima, los dirigentes han tomado nota de que los Estados Unidos se retiran del Acuerdo de París. Los dirigentes de los demás miembros del G-20 han declarado que el Acuerdo de París es irreversible y han ratificado el plan de acción de Hamburgo del G-20 en materia de clima y energía para el crecimiento.

En relación con la crisis de migración y de los refugiados, los dirigentes han acordado fomentar la coordinación y actuar contra los traficantes y tratantes de seres humanos. También es prioritario para los dirigentes atacar las causas profundas de la migración y apoyar a los países de origen y tránsito.

«El tráfico ilícito de migrantes es un negocio organizado. Solo en Libia generó el año pasado 1 600 millones de dólares. Estas ganancias permiten a los traficantes controlar algunas zonas del país. También cooperan con los terroristas y siguen poniendo en peligro la estabilización de Libia».

El presidente Tusk en la rueda de prensa previa a la cumbre del G-20, 7 de julio de 2017

Los dirigentes han puesto de relieve la necesidad de ayudar a la población a aprovechar las oportunidades y los beneficios de la mundialización económica. También han estudiado el modo de seguir construyendo un sistema financiero abierto y resiliente.

Los dirigentes se han comprometido a reforzar la cooperación fiscal y la transparencia financiera, así como a abordar el problema de la capacidad siderúrgica excesiva.

El desarrollo de África ha seguido siendo una de las principales prioridades del G-20. Los dirigentes han puesto en marcha la asociación entre el G-20 y África para impulsar el crecimiento y el empleo en el continente. De ella forma parte la iniciativa del G-20 destinada al empleo rural juvenil, que contribuirá a la creación de 1,1 millones de nuevos puestos de trabajo en 2022.

Los dirigentes han destacado la importancia de sacar partido a la digitalización para lograr un desarrollo integrador y sostenible. Promover la alfabetización y las capacidades digitales es esencial para preparar mejor a las personas de cara al trabajo del futuro.

Los dirigentes también han acordado tomar nuevas medidas para alcanzar la igualdad de género. Han puesto de relieve la función que desempeñan la digitalización y las TIC a la hora de respaldar la capacitación de la mujer.

Además, los dirigentes han subrayado el valor de la cooperación sanitaria internacional, en particular para combatir mejor la resistencia a los antimicrobianos.

La 13.ª edición de la cumbre del G-20 será organizada por Argentina en 2018.

Otros documentos aprobados

Los dirigentes del G-20 han aprobado además otros documentos:

Prioridades de la UE en la cumbre de los dirigentes del G-20

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, han expuesto, en una carta conjunta remitida a los jefes de Estado o de Gobierno de la UE, las principales cuestiones que deben tratarse en la cumbre:

  • la función del G-20 en la consecución de una economía mundial eficaz para todos
  • un sistema comercial multilateral abierto, justo y basado en normas y un sistema monetario y financiero internacional resiliente
  • los beneficios económicos de la acción por el clima y el potencial de la revolución digital
  • la elusión y la evasión fiscales
  • la lucha contra el terrorismo y su financiación
  • la responsabilidad compartida con respecto a los refugiados y los migrantes, y la asociación con África para la inversión, el crecimiento y el empleo

Antecedentes

El G-20 reúne a 19 países y a la UE. Los miembros del G-20 representan más del 80 % del producto interior bruto (PIB) mundial y albergan casi dos tercios de la población mundial.

El G-20 se creó en 2008, en un contexto de crisis financiera mundial, para acrecentar la cooperación económica internacional. Desde entonces, los miembros del G-20 se reúnen anualmente para tratar muy diversos asuntos relacionados con la cooperación económica y financiera.

La UE, miembro del G-20

La Unión Europea es miembro de pleno derecho del G-20, junto con cuatro de sus Estados miembros: Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido. Además, España es invitado permanente del G-20 y los Países Bajos son país socio.

La UE dispone de su propio asiento en la mesa del G-20 por ser uno de los principales agentes económicos mundiales, con competencias específicas en el ámbito del comercio, la política económica, la regulación de los mercados financieros, el desarrollo, la energía y el cambio climático.

Última actualización 10.7.2017