Cuarto paquete ferroviario: mejorar el ferrocarril europeo

¿Qué es el cuarto paquete ferroviario?

El cuarto paquete ferroviario tiene por objeto eliminar los últimos obstáculos a la creación de un espacio ferroviario europeo único. La legislación propuesta reformará el sector del ferrocarril de la UE al fomentar la competencia y la innovación en los mercados interiores de pasajeros. Asimismo ejecutará reformas estructurales y técnicas. Se obtendrán como resultado final unos niveles más altos de seguridad, interoperabilidad y fiabilidad de la red ferroviaria europea.

El paquete consta de seis propuestas legislativas de la Comisión. 

¿Por qué es necesario? 

La red transeuropea de transporte (RTE-T)

El cuarto paquete ferroviario apoya la nueva política de la UE relativa a la red transeuropea de transporte, iniciada el 1 de enero de 2014. Define una red básica de transporte con nueve corredores para toda la UE, que tienen como finalidad:

  • eliminar los cuellos de botella
  • crear las conexiones transfronterizas que faltan
  • promover la integración y la interoperabilidad entre los distintos modos de transporte

La red ferroviaria europea está bastante fragmentada en la actualidad. Cada Estado miembro utiliza normas de seguridad y sistemas técnicos diferentes. Por ejemplo, los servicios ferroviarios transfronterizos deben recabar autorizaciones de seguridad de distintas autoridades nacionales y conocer varios sistemas de señalización diferentes. Ello complica y encarece la entrada en el mercado de nuevos operadores ferroviarios y nuevos equipos técnicos.

Al eliminar los últimos obstáculos al espacio ferroviario europeo único, la propuesta de cuarto paquete ferroviario contribuirá a crear un sector ferroviario más competitivo, con mejores conexiones entre la UE y sus países vecinos.

Los cambios contribuirán asimismo a que la UE cumpla los objetivos de reducción de las emisiones y favorecerán el aumento del uso del transporte por ferrocarril, tal como esboza el Libro Blanco de la Comisión sobre el Transporte, de 2011. 

En detalle

Las propuestas que contiene el cuarto paquete ferroviario tienen cuatro objetivos principales:

  1. Unas normas y homologaciones que funcionen
    Los cambios tienen por objetivo reducir los gastos administrativos para las compañías de ferrocarril y facilitar la entrada en el mercado a nuevos operadores. La Agencia Ferroviaria Europea (AFE) pasaría a ser la única institución de expedición de autorizaciones de vehículos y certificados de seguridad para los operadores.
  2. Una estructura que cumpla las expectativas
    Las modificaciones propuestas reforzarán el papel de los administradores de infraestructuras —las personas responsables de la gestión de la vía— al garantizarles una total independencia operativa y financiera de los explotadores de los trenes. Los administradores de infraestructuras controlarán también todos los ámbitos que forman el núcleo de la red ferroviaria, como la planificación de infraestructuras, la fijación de horarios y la explotación y el mantenimiento cotidianos.
  3. La apertura de los mercados nacionales de pasajeros
    El cuarto paquete ferroviario incluye la propuesta de abrir los mercados nacionales de transporte de pasajeros a nuevos participantes y nuevos servicios a partir de diciembre de 2019. Las compañías podrán, bien ofrecer servicios competidores, como un nuevo servicio ferroviario en una ruta concreta, o bien licitar por contratos de servicio público ferroviario en concursos públicos. Las modificaciones propuestas harán obligatoria la licitación para los contratos de servicio público ferroviario en la UE.
  4. Mantener una mano de obra ferroviaria cualificada
    Las propuestas reconocen la importancia de atraer al sector ferroviario a una mano de obra cualificada y motivada. En particular, los cambios permitirán que los Estados miembros protejan mejor a los trabajadores cuando los contratos de servicio público sean traspasados a nuevos contratistas.

La legislación que trata esos problemas incluye propuestas técnicas así como propuestas sobre gobernanza y apertura de los mercados.

El pilar técnico abarca la reforma de tres normas legislativas vigentes:

  • propuesta de Reglamento revisado sobre la AFE - 2013/0014 (COD)
  • propuesta de Directiva revisada sobre la interoperabilidad del sistema ferroviario de la UE - 2013/0015 (COD)
  • propuesta de Directiva modificada de seguridad ferroviaria - 2013/0016 (COD)

Los pilares de la gobernanza y apertura de los mercados incluyen modificaciones a dos actos legislativos en vigor y la derogación de otro más:

  • propuesta de modificación del Reglamento sobre la apertura del mercado de los servicios de transporte de pasajeros por ferrocarril - 2013/0028 (COD)
  • propuesta de modificación de la Directiva por la que se establece un Espacio Ferroviario Europeo único - 2013/0029 (COD)
  • propuesta de derogación del Reglamento sobre la normalización de las cuentas de las empresas ferroviarias - 2013/0013 (COD)

Cometido del Consejo

Las seis propuestas del cuarto paquete ferroviario serán negociadas y adoptadas mediante el procedimiento legislativo ordinario. Por consiguiente, el Consejo colegisla con el Parlamento Europeo.

El Consejo ya adoptó su posición en primera lectura sobre las tres nuevas propuestas del pilar técnico el 10 de diciembre de 2015. Ahora el Parlamento Europeo tiene que aprobarlas formalmente en segunda lectura.

En la sesión del Consejo TTE del 8 de octubre de 2015, el Consejo acordó una orientación general sobre las propuestas relativas a la gobernanza y la apertura del mercado. La siguiente etapa son las negociaciones del diálogo tripartito con el Parlamento Europeo.