Mecanismo Único de Resolución

Infografía - Cómo funciona el Mecanismo Único de Resolución

Infografía - Cómo funciona el Mecanismo Único de Resolución

El propósito del Mecanismo Único de Resolución (MUR) es garantizar la resolución ordenada de los bancos en quiebra con un coste mínimo para los contribuyentes y la economía real.

Ámbito de aplicación 

Cuando la totalidad de las normas del Mecanismo Único de Resolución entren en vigor, se aplicarán a los bancos de los Estados miembros de la zona del euro y de aquellos países de la UE que decidan sumarse a la unión bancaria.

Estructura

El Mecanismo Único de Resolución, elemento esencial de la unión bancaria europea, está compuesto por:

  1. Un organismo de resolución a escala de la UE: la Junta Única de Resolución
  2. Un fondo común de resolución, financiado por el sector bancario

Objetivos fundamentales

  • reforzar la confianza en el sector bancario
  • evitar el pánico bancario y el contagio
  • minimizar la relación negativa entre los bancos y los emisores soberanos
  • eliminar la fragmentación del mercado interior de los servicios financieros

1. La Junta Única de Resolución

La Junta, principal órgano de decisión del Mecanismo Único de Resolución:

  • decide acerca de los sistemas de resolución para bancos en quiebra (que incluyen la aplicación de instrumentos de resolución y el uso del Fondo Único de Resolución)
  • es directamente competente respecto de las fases de planificación y resolución de los bancos transfronterizos y los grandes bancos de la unión bancaria, que supervisa directamente el Banco Central Europeo
  • es responsable de todos los casos de resolución, independientemente del tamaño del banco, si la resolución exige recurrir al Fondo Único de Resolución
  • es responsable en última instancia de todos los bancos de la unión bancaria y, por tanto, puede decidir en cualquier momento ejercer su potestad respecto de cualquier banco

Composición de la Junta Única de Resolución

La Junta se reúne en sesión ejecutiva o plenaria.

Sesión ejecutiva de la JuntaSesión plenaria de la Junta
Miembros con derecho de voto
  • presidente ejecutivo
  • cuatro miembros a tiempo completo
  • representantes de los Estados miembros en los que estén situados el banco con problemas y sus sucursales o filiales
Miembros con derecho de voto
  • presidente ejecutivo
  • cuatro miembros a tiempo completo
  • representantes de los organismos de resolución nacionales (uno por cada Estado miembro que participe en la unión bancaria)
Observadores
  • permanentes: un representante del BCE y un representante de la Comisión
  • observadores invitados ad hoc
Observadores
  • permanentes: un representante del BCE y un representante de la Comisión
  • observadores invitados ad hoc

El Consejo nombró al presidente, al vicepresidente y a los miembros a tiempo completo de la Junta Única de Resolución en diciembre de 2014.

El mandato del primer presidente nombrado tras la entrada en vigor del Reglamento del Mecanismo Único de Resolución es de tres años, renovable una vez por un periodo de cinco años. El mandato del vicepresidente y de los otros cuatro miembros a tiempo completo es de cinco años.

Toma de decisiones por la Junta Única de Resolución

La sesión ejecutiva prepara todas las decisiones de resolución. Adopta esas decisiones en la mayor medida posible respecto de los bancos que son competencia directa de la Junta. 

La sesión plenaria toma decisiones de índole más general:

  • decisiones sobre las normas de procedimiento  
  • sobre el presupuesto anual de la Junta 
  • sobre cuestiones relacionadas con inversiones y con el personal

También toma decisiones relacionadas con el uso del Fondo Único de Resolución por encima de ciertos umbrales.

Autoriza al Fondo Único de Resolución a solicitar préstamos y recaudar aportaciones ex post extraordinarias.

2. El Fondo Único de Resolución (FUR)

El Fondo Único de Resolución es un fondo establecido a escala supranacional.

Se utilizará para la resolución de los bancos en quiebra tras haberse agotado otras opciones, como el instrumento de recapitalización interna.

El Fondo se financiará con las aportaciones del sector bancario.

El FUR se constituirá durante un periodo de ocho años. Deberá alcanzar al menos el 1 % de los depósitos con cobertura de todas las entidades de crédito autorizadas en todos los Estados miembros de la unión bancaria. Su importe aproximado será de unos 55 000 millones de euros.

La aportación de cada banco corresponderá a la proporción que represente su pasivo (excluidos los fondos propios y los depósitos con cobertura) respecto de los pasivos agregados (excluidos los fondos propios y los depósitos con cobertura) de todas las entidades de crédito autorizadas en los Estados miembros participantes. Las aportaciones se ajustarán de forma proporcional a los riesgos asumidos por cada entidad.

Infografía - Fondo Único de Resolución Bancaria

Infografía: Fondo Único de Resolución Bancaria

Cómo funciona el Fondo Único de Resolución

Las aportaciones de los bancos recaudadas a escala nacional se transferirán al Fondo Único de Resolución.

Una condición previa para acceder al fondo es la aplicación de las normas de recapitalización interna y de los principios establecidos en la Directiva sobre reestructuración y resolución bancarias y en el Reglamento sobre el Mecanismo Único de Resolución.

Esto es necesario para garantizar el cumplimiento de uno de los principios fundamentales de la unión bancaria: el coste de las quiebras bancarias debe ser asumido por el sector bancario y no por los contribuyentes.

El periodo transitorio de ocho años

El Fondo estará compuesto inicialmente por «compartimentos nacionales» que se fusionarán progresivamente a lo largo de una fase transitoria de ocho años. Esta «mutualización» del uso de fondos aportados comenzará con el 40 % en el primer año, será del 20 % en el segundo y aumentará constantemente en cantidades iguales a lo largo de los seis años restantes hasta que los compartimentos nacionales dejen de existir.

La transferencia y mutualización de los fondos se establece en un acuerdo intergubernamental específico entre los Estados miembros que participan en la unión bancaria. El Consejo adoptó esta decisión para ofrecer la máxima seguridad jurídica, dadas las inquietudes jurídicas y constitucionales en determinados Estados miembros.

Veintiséis Estados miembros (todos los países de la UE excepto Suecia y el Reino Unido) firmaron el acuerdo el 21 de mayo de 2014. En una declaración aparte, los signatarios manifestaron su intención de llevar a término el proceso de ratificación a tiempo para que el MUR esté operativo el 1 de enero de 2016 a más tardar.

A 30 de noviembre de 2015, un número suficiente de Estados miembros ha ratificado un acuerdo intergubernamental sobre la transferencia y mutualización de las aportaciones al FUR. El acuerdo intergubernamental entra en vigor el primer día del segundo mes siguiente a la fecha en que se hayan depositado los instrumentos de ratificación de los signatarios participantes en la unión bancaria que representen al menos el 90 % del total de los votos ponderados de todos los participantes.

Los Estados miembros no pertenecientes a la zona del euro que han firmado el acuerdo únicamente tendrán que observar los derechos y obligaciones derivados de este cuando se hayan adherido al Mecanismo Único de Supervisión y al Mecanismo Único de Resolución.

Mecanismos adicionales de financiación

En diciembre de 2013, los ministros de Hacienda de la UE aprobaron una declaración en la que se especificaba que, durante la fase inicial de constitución del Fondo Único de Resolución, se habilitaría una financiación puente a partir de fuentes nacionales, respaldada por las contribuciones bancarias, o a partir del Mecanismo Europeo de Estabilidad, con arreglo a los procedimientos actualmente vigentes.

Esto es necesario para garantizar recursos financieros suficientes para el Fondo Único de Resolución durante el período transitorio.

En diciembre de 2015, los Estados miembros participantes en la Unión Bancaria acordaron poner en marcha un sistema de mecanismos de financiación puente. A partir de 2016, cada Estado miembro participante suscribe un acuerdo de préstamo armonizado con la Junta Única de Resolución, proporcionando a la Junta una línea nacional de crédito individual para respaldar su propio compartimento nacional del Fondo Único de Resolución. Ello es necesario para garantizar que el Fondo funcione correctamente en caso de posibles déficits de financiación tras una resolución bancaria en el Estado miembro de que se trate.

El importe total máximo convenido para las líneas de crédito de los Estados miembros de la zona del euro se fija en 55 000 millones de euros.

Las líneas de crédito nacionales se utilizarán como último recurso, una vez se hayan agotado todas las fuentes de financiación disponibles según las normas de la unión bancaria. 

El sistema de líneas de crédito nacionales tiene por objeto garantizar la protección de los contribuyentes y no tendrá un impacto significativo en las finanzas de los Estados miembros a medio plazo, ya que los importes obtenidos gracias a las líneas de crédito deben ser reembolsados por el sector bancario de cada país.

El sistema permite también garantizar la igualdad de derechos y obligaciones para todos los Estados miembros participantes y no implicará coste alguno para los países que no participan en la Unión Bancaria.

También podrán efectuarse transferencias temporales entre los compartimentos nacionales.

Durante la fase transitoria se creará un mecanismo de apoyo común. Este mecanismo facilitará la concertación de empréstitos para el Fondo Único de Resolución cuyo reembolso se realizará en último término mediante aportaciones del sector bancario.

Cómo funciona el Mecanismo Único de Resolución

El mecanismo consta de las siguientes etapas:

1. El Banco Central Europeo, el organismo de supervisión, notifica a la Junta Única de Resolución que un banco está en quiebra o en peligro de quiebra.

También puede adoptar dicha decisión por propia iniciativa la sesión ejecutiva de la Junta Única de Resolución si, tras haber informado al BCE, este no reacciona en el plazo de tres días.

La sesión ejecutiva decide si es posible una solución privada y si la resolución es necesaria para el interés público.

3. Si no se cumplen las condiciones para la resolución, se liquida el banco de conformidad con la legislación nacional.

4. Si se cumplen las condiciones para la resolución, la Junta Única de Resolución adopta un sistema de resolución. El sistema determina los instrumentos de resolución y la utilización del Fondo Único de Resolución. La Junta remite a la Comisión el sistema de resolución inmediatamente después de su adopción.

5. El sistema entra en vigor a las veinticuatro horas de su aprobación por la Junta. En ese plazo, la Comisión podrá o bien adoptar el sistema o:

  • formular objeciones a los aspectos discrecionales del sistema de resolución adoptado por la Junta Única de Resolución
  • proponer que el Consejo formule objeciones al sistema por el motivo de que la resolución no es necesaria para el interés público. En ese caso el Consejo se pronuncia por mayoría simple
  • proponer al Consejo que apruebe una modificación sustancial del importe del Fondo previsto en el sistema de resolución o formular objeciones contra el mismo (un cambio del 5 % o más del importe del Fondo propuesto por la Junta se considera un cambio sustancial)

Si la Comisión decide proponer que el Consejo formule objeciones, deberá hacerlo en las doce horas siguientes a la aprobación del sistema de resolución por la Junta, para que el Consejo pueda tomar una decisión en las doce horas posteriores.

Si el Consejo formula objeciones a que se someta a una entidad a un procedimiento de resolución, dicha entidad se liquidará de conformidad con la legislación nacional.

6. A continuación la Junta se cerciorará de que las autoridades nacionales de resolución correspondientes adopten las medidas de resolución necesarias. 

Otros intervinientes en el Mecanismo Único de Resolución

Consejo de la UE

  • nombra a los miembros de la Junta Única de Resolución
  • determina cómo realizará el sector bancario las aportaciones ex ante al Fondo Único de Resolución (adoptando un acto de ejecución)
  • en determinados casos, puede formular objeciones a un sistema de resolución concreto

Comisión Europea

Para ajustarse a la jurisprudencia de la UE, una institución de la UE debe aprobar el sistema de resolución adoptado por la Junta.

En la práctica, esto supone que corresponde a la Comisión Europea aprobar el sistema de resolución o formular objeciones a aspectos discrecionales de los sistemas de resolución adoptados por la Junta Única de Resolución.

La Comisión también puede proponer que el Consejo formule objeciones a un sistema de resolución en los casos en los que no se cumpla el criterio del interés público o cuando se haya producido una modificación sustancial del importe que vaya a utilizarse del Fondo Único de Resolución. 

Banco Central Europeo

Como supervisor de los bancos que pertenecen a la unión bancaria, notifica a la Junta Única de Resolución si un banco está en quiebra o en peligro de quiebra.

Organismos nacionales de resolución

Compete a las autoridades nacionales de los Estados miembros participantes planificar y adoptar planes de resolución para los bancos que no sean competencia directa de la Junta Única de Resolución.

Asimismo, aplican todas las decisiones dirigidas a ellas de conformidad con las instrucciones de la Junta Única de Resolución.

Si un organismo nacional de resolución no cumple una decisión de la Junta Única de Resolución, la Junta está facultada para dictar órdenes ejecutivas directamente al banco con problemas.

¿Por qué un Mecanismo Único de Resolución?

El código normativo único ha armonizado en cierta medida la legislación nacional de los Estados miembros y dispone instrumentos y competencias comunes de resolución para las autoridades nacionales. No obstante, también deja cierto margen de discrecionalidad sobre la forma de aplicar esos instrumentos y de utilizar los mecanismos de financiación para los procedimientos de resolución.

El MUR se concibió para garantizar un enfoque común ante los bancos en quiebra y aumentar así la estabilidad del sector financiero en los Estados miembros participantes.

Además, evitará que las crisis tengan repercusiones en los Estados miembros no participantes, facilitando así el funcionamiento del mercado interior.

Era necesario también contar con un mecanismo único para eliminar el riesgo de que los Estados miembros adoptasen por separado decisiones potencialmente contradictorias para la resolución de los grupos bancarios transfronterizos que pudieran afectar a los costes globales de la resolución.

El establecimiento de un Fondo Único de Resolución también evitará que los bancos dependan del apoyo procedente de los presupuestos nacionales y que los Estados miembros apliquen planteamientos diferentes al utilizar los mecanismos de financiación. Esto también ayudará a evitar situaciones en las que la resolución nacional de un banco tenga un impacto desproporcionado en la economía real.

Por último, el sistema de resolución supranacional era necesario para complementar el sistema de supervisión a escala de la UE: el Mecanismo Único de Supervisión. Esto contribuye a evitar posibles tensiones entre el BCE y los organismos nacionales de resolución.

El propósito del Mecanismo Único de Resolución es, por tanto, reforzar la confianza en el sector bancario, evitar el pánico bancario y el contagio, minimizar la relación negativa entre los bancos y los emisores soberanos y eliminar la fragmentación del mercado interior de los servicios financieros.

Entrada en vigor

Las disposiciones para preparar la planificación de la resolución, la recogida de información y la cooperación con los organismos nacionales de resolución son aplicables desde el 1 de enero de 2015.

Las disposiciones relativas a la planificación de la resolución, la intervención temprana, las medidas de resolución y los instrumentos de resolución, incluida la recapitalización interna de accionistas y acreedores, se aplican a partir del 1 de enero de 2016.

El acuerdo intergubernamental sobre la transferencia y mutualización de las aportaciones al Fondo Único de Resolución entra en vigor el primer día del segundo mes siguiente a la fecha en que se hayan depositado los instrumentos de ratificación de los signatarios participantes en la MUS y el MUR que representen el 90 % del total de los votos ponderados de todos los Estados miembros participantes.