¿Qué hace la UE en materia de cambio climático?

El cambio climático es un importante problema de orden mundial. Si no se actúa para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, es probable que el calentamiento global supere los 2°C con respecto a los niveles previos a la industrialización, y podría incluso llegar a los 5°C antes de finales de siglo. Ello tendría enormes consecuencias para el paisaje y el nivel del mar del planeta. 

Objetivos «20-20-20»

El primer conjunto de medidas climáticas y energéticas de la UE establece tres objetivos destacados para 2020:

  • una reducción del 20 % de las emisiones de gases de efecto invernadero
  • un incremento de hasta un 20 % en la proporción de energías renovables
  • un aumento del 20 % en la eficiencia energética

Estos son los denominados «objetivos 20-20-20».

Las medidas para luchar contra el cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero son, por tanto, una prioridad de la UE. En particular, los dirigentes de la UE se han comprometido a transformar Europa en una economía hipocarbónica y de alta eficiencia energética. La propia UE también se ha fijado el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 80-95 % de aquí a 2050 en comparación con los niveles de 1990.

El primer conjunto de medidas climáticas y energéticas de la UE se adoptó en 2008 y establece objetivos para 2020. La UE avanza adecuadamente hacia dichos objetivos, pero, para ofrecer una mayor seguridad a los inversores, es preciso un marco integrado que abarque hasta 2030. Por ello, la UE ha aprobado el marco de actuación en materia de clima y energía hasta el año 2030, que presenta una serie de objetivos principales y medidas estratégicas para el periodo 2020-2030.

La UE y sus 28 Estados miembros han firmado la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), el Protocolo de Kioto y el nuevo acuerdo sobre el cambio climático de París. 

Cometido del Consejo

Actualmente se están debatiendo varios asuntos en el ámbito de la lucha contra el cambio climático en los que el Consejo desempeña un importante papel.

1. Marco de actuación en materia de clima y energía para 2030

El marco de actuación en materia de clima y energía para 2030 establece un marco político para las políticas climáticas y energéticas de la UE en el periodo 2020-2030. Contiene una serie de medidas y objetivos para que el sistema económico y energético de la UE sea más competitivo, seguro y sostenible. El marco también pretende fomentar la inversión en tecnologías ecológicas, que ayudaría a crear empleo y a reforzar la competitividad europea. 

2. Régimen de comercio de derechos de emisión de la UE y su reforma

El régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE UE) se creó para promover la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de un modo rentable y económicamente eficiente. Limita el volumen de gases de efecto invernadero que pueden emitir determinados sectores industriales. Los derechos de emisión están fijados en un nivel máximo establecido por la UE y las empresas reciben o compran derechos individuales. 

La crisis económica ha reducido la demanda de estos derechos, lo que ha contribuido a generar un amplio excedente en el mercado. Para abordar esta cuestión, el Consejo y el Parlamento Europeo han alcanzado recientemente la decisión de crear una reserva de estabilidad del mercado para el RCDE UE. Esta reserva de estabilidad del mercado pretende que el régimen sea más resistente a los desequilibrios entre la oferta y la demanda de derechos de emisión. Se creará en 2018 y empezará a funcionar a partir del 1 de enero de 2019.

La Comisión también ha presentado una propuesta de revisión general del RCDE UE. El objetivo es asegurarse de que sigue siendo el modo más eficaz y rentable de reducir las emisiones de la UE en la próxima década. La propuesta también es la primera medida legislativa concreta para cumplir el compromiso de la UE de reducir las emisiones de efecto invernadero en al menos un 40 % antes de 2030 a nivel interno.

3. Acuerdos internacionales sobre cambio climático

Dado el carácter mundial del cambio climático, son importantes la cooperación y la actuación a nivel internacional. Por ello, la UE ha ayudado a impulsar las negociaciones internacionales sobre la lucha contra el cambio climático. Ha sido un protagonista destacado en el desarrollo tanto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) como del Protocolo de Kioto, así como más recientemente del Acuerdo de París sobre el cambio climático.