Mercado único digital de Europa

¿Qué es la Estrategia para el Mercado Único Digital?

La estrategia es el plan de la UE para crear un mercado único digital libre y seguro en el que los ciudadanos puedan comprar en línea a través de las fronteras y las empresas puedan vender en todo el territorio de la UE con independencia del lugar de la UE en que se encuentren. Su objetivo es ampliar la economía digital de la UE para ofrecer a los consumidores mejores servicios a mejores precios y ayudar a las empresas a crecer.

La estrategia, publicada por la Comisión el 6 de mayo de 2015, tiene tres objetivos:

  • facilitar a consumidores y empresas el acceso en línea a productos y servicios de toda Europa
  • mejorar las condiciones para que las redes y servicios digitales crezcan y prosperen
  • impulsar el crecimiento de la economía digital europea

¿Por qué es necesaria?

Los ciudadanos europeos se enfrentan a obstáculos cuando utilizan servicios y herramientas en línea. Los mercados en línea siguen siendo nacionales en buena medida: solo un 15 % de los ciudadanos compran en línea productos de otros países de la UE, y únicamente un 7 % de las pequeñas y medianas empresas venden en otros países de la UE.

La persistencia de las barreras reglamentarias y la fragmentación del mercado hacen que los ciudadanos no tengan acceso a ciertos bienes y servicios y ralentizan el crecimiento de las empresas.

Según la Comisión, un mercado único digital en pleno funcionamiento podría aportar hasta 415 000 millones de euros cada año a la economía de la UE. Para liberar este potencial, la UE planea realizar reformas profundas en ámbitos tan diferentes como la creación de un nuevo marco jurídico para los derechos de autor o los servicios de paquetería y las telecomunicaciones.

En detalle

Un mercado único digital de Europa - COM (2015) 192

La estrategia de la Comisión para el mercado único digital incluye varias medidas, tanto legislativas como no legislativas, que se irán haciendo públicas en 2015 y 2016. Se dividen en tres pilares:

  • mejorar el acceso a los productos y servicios en línea
  • mejorar las condiciones para que las redes y servicios digitales crezcan y prosperen
  • impulsar el crecimiento de la economía digital europea

1. Mejorar el acceso a los productos y servicios en línea

Reforma de las normas aplicables a las ventas transfronterizas en línea

Se incluye aquí una propuesta de la Comisión para armonizar las normas de la UE en materia de adquisición de contenidos digitales como aplicaciones o libros electrónicos, y en materia de derechos aplicables en la UE a las ventas transfronterizas en línea de bienes físicos, y para reforzar los derechos de los consumidores.

Mejora de los servicios de paquetería transfronterizos

Para ello se establecerán medidas destinadas a aumentar la transparencia en materia de precios y la supervisión normativa del mercado transfronterizo de paquetería.

Fin del bloqueo geográfico

La Comisión ha propuesto un proyecto de Reglamento para poner fin al denominado «bloqueo geográfico», que permite denegar el acceso a sitios web establecidos en otro país de la UE o cobrar precios distintos en función de la ubicación de un cliente.

Reforma de la legislación europea sobre derechos de autor

La Comisión propondrá medidas que garanticen la posibilidad de utilización transfronteriza de los servicios de contenido, como los servicios de vídeo, de modo que las personas que hayan comprado en su país música o películas puedan seguir disfrutando de ellas cuando viajen por Europa. La Comisión también intensificará la lucha contra las infracciones en materia de derechos de propiedad intelectual.

Reducción de la burocracia relacionada con el IVA

Se incluyen aquí medidas destinadas a que también los vendedores de bienes físicos puedan acogerse al mecanismo electrónico único de registro y pago, y el establecimiento de un umbral común del IVA que ayude a las empresas emergentes a trabajar en línea.

2. Mejorar las condiciones para que las redes y servicios digitales crezcan y prosperen

Reforma de las normas de telecomunicaciones de la UE

En este contexto, la Comisión propondrá medidas para:

  • facilitar la coordinación y la gestión del espectro
  • fomentar las inversiones en banda ancha de alta velocidad
  • mejorar el marco reglamentario institucional

Revisión de las normas aplicables a los medios audiovisuales

En este contexto, se revisará la Directiva de servicios de comunicación audiovisual, las medidas de promoción de las obras europeas y las normas sobre protección de menores y publicidad.

Evaluación de la función de las plataformas en línea

La Comisión evaluará la falta de transparencia de los resultados de las búsquedas, el uso que hacen las plataformas en línea de la información que recogen, las relaciones entre plataformas y proveedores y las restricciones de la posibilidad de los usuarios de pasar de una plataforma otra.

También se analizarán las formas de luchar contra los contenidos ilegales en internet.

Medidas para aumentar la confianza del usuario en el tratamiento de los datos personales en el contexto de los servicios digitales

Se ha previsto en este contexto una posible revisión de la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas, que se aplica en la actualidad únicamente a las compañías tradicionales de telecomunicaciones y no afecta a otros proveedores de servicios digitales. La revisión de la Comisión se llevará a cabo tras la entrada en vigor de nuevas normas de la UE sobre protección de datos.

También en este contexto, se establecerá una colaboración público-privada en materia de ciberseguridad.

3. Impulsar el crecimiento de la economía digital europea

Construcción de una economía de los datos

La Comisión presentará:

  • una iniciativa europea sobre libre circulación de datos en la UE para eliminar los obstáculos a dicha circulación que no guardan relación con la protección de datos personales
  • una iniciativa europea de computación en la nube, que incluye la certificación de servicios en la nube.

Definición de las prioridades en materia de normas e interoperabilidad

Las actividades que se realicen en este contexto se centrarán en ámbitos considerados fundamentales para el mercado único digital, como la sanidad electrónica, la planificación de viajes, el flete electrónico o la medición inteligente de la energía.

Creación de un mercado único digital integrador

En este contexto se definirán medidas para impulsar las competencias digitales de la población, que la Comisión incorporará a futuras iniciativas sobre competencias y formación.

También se definirá un nuevo plan de acción sobre administración electrónica para 2016-2020. Como parte de dicho plan, la Comisión:

  • pondrá en marcha un proyecto piloto para ensayar el principio de «presentación única» que garantiza que las administraciones públicas pongan en común determinados datos a nivel interno, de tal manera que no tengan que volver a pedirlos cuando necesiten utilizarlos de nuevo
  • tratará de interconectar los registros mercantiles en toda la UE
  • procurará crear un «portal digital único» mediante la integración de varios portales y servicios europeos existentes.

En el Consejo Europeo

En su reunión de octubre de 2013, los dirigentes de la UE hicieron un llamamiento para la puesta en marcha de un mercado único digital favorable a las empresas y los consumidores. Lo consideraron vital para el crecimiento y la competitividad europea en un mundo globalizado.

El Consejo Europeo reiteró en su reunión de junio 2014 que la realización del mercado único digital en 2015 era una las prioridades de la UE.

En su reunión del 18 de diciembre de 2014, el Consejo Europeo pidió a la Comisión que presentase una comunicación ambiciosa sobre el mercado único digital antes de la reunión del Consejo Europeo de junio de 2015.

En su reunión de los días 25 y 26 de junio de 2015, los dirigentes de la UE respaldaron la estrategia y declararon que debería utilizarse para promover un crecimiento integrador en todas las regiones de la UE. Instaron a que se actuara para hacer frente a la fragmentación del mercado, construir la infraestructura digital necesaria y fomentar la digitalización de la industria europea. También pidieron la rápida adopción de nuevas normas en materia de telecomunicaciones, ciberseguridad y protección de datos.

En el Consejo

Los ministros de Cultura mantuvieron un primer cambio de impresiones sobre los aspectos audiovisuales de la estrategia los días 18 y 19 de mayo de 2015. Respaldaron la portabilidad transfronteriza de los contenidos, la lucha contra los contenidos ilegales y la necesidad de encontrar un equilibrio adecuado en materia de derechos de autor. También declararon que el principio de territorialidad es importante para la creación de contenidos, lo que significa que el bloqueo geográfico debe reducirse, pero que puede justificarse en algunos casos.

Los ministros acordaron que la Directiva de servicios de comunicación audiovisual existente debía adaptarse a la evolución tecnológica. En esta revisión era preciso:

  • garantizar la libertad de los medios de comunicación y la promoción de la diversidad cultural
  • mantener el principio del país de origen (cada proveedor de servicios audiovisuales queda bajo la jurisdicción de un único Estado miembro)
  • racionalizar el procedimiento que siguen los Estados miembros cuando se convierten en objetivo de contenidos inaceptables procedentes de otro Estado miembro.

Los ministros de Competitividad reunidos en el Consejo celebraron su primer cambio de impresiones sobre la estrategia los días 28 y 29 de mayo de 2015. Estuvieron de acuerdo en que la estrategia debía abarcar las cuestiones más importantes para la creación del mercado único digital. Destacaron la importancia de crear normas en materia de derechos de autor adecuadas para sus fines, actualizar las normas del comercio electrónico e impulsar la confianza, la sensibilización y la protección de los consumidores, e insistieron en la necesidad de actuar para reforzar las competencias digitales y las normas sobre protección de datos.

También definieron varias acciones prioritarias:

  • crear las condiciones adecuadas para las pequeñas y medianas empresas, en especial las emergentes
  • promover la digitalización de la industria europea
  • aplicar y ampliar la administración electrónica en las administraciones públicas
  • aumentar las inversiones en las infraestructuras y redes digitales
  • evaluar las repercusiones de las normas fiscales en los instrumentos digitales
  • reflexionar sobre el principio de «digitalización por defecto» para toda la nueva legislación de la UE.

Los ministros también estuvieron a favor de la creación de un programa europeo de ciencia abierta que facilite el acceso a las publicaciones científicas financiadas con fondos públicos y a los datos conexos. Declararon que la investigación debería desempeñar un papel más importante en la estrategia del mercado digital y contribuir a la innovación digital.

Los ministros de Telecomunicaciones debatieron también la Estrategia para el Mercado Único Digital en la sesión del Consejo de Transporte, Telecomunicaciones y Energía de los días 11 y 12 de junio de 2015. Acogieron con satisfacción sus objetivos y reiteraron la importancia de una economía digitalizada para impulsar el empleo y el crecimiento y fomentar la competitividad de la UE.

Entre los aspectos que destacaron los ministros se incluían:

  • el papel de la digitalización como motor del emprendimiento y del crecimiento de las pymes
  • la necesidad de reforzar la ciberseguridad e impulsar la confianza en los servicios electrónicos
  • la necesidad de mejorar la infraestructura y el acceso a la banda ancha para todos los ciudadanos
  • la necesidad de que la tarificación de los servicios de paquetería sea más transparente en toda la UE.

Los ministros destacaron también que era conveniente una buena coordinación a nivel nacional para garantizar que la estrategia se aplique efectivamente.

El 15 de junio de 2015, los ministros de Justicia acordaron una orientación general sobre el Reglamento de protección de datos. Esto ha permitido que el Consejo y el Parlamento Europeo inicien las negociaciones. El Reglamento mejorará la protección de los datos personales y las oportunidades para las empresas en el mercado único digital.

En mayo de 2016, el Consejo de Competitividad aprobó los principios fundamentales para garantizar la portabilidad de los servicios de contenido en línea en el mercado interior. El acuerdo permitió que el Consejo iniciase las negociaciones con el Parlamento Europeo.

El Consejo adoptó también unas Conclusiones sobre las tecnologías del mercado único digital y la modernización de los servicios públicos.

El 28 de noviembre de 2016 el Consejo de Competitividad llegó a un acuerdo sobre un proyecto de Reglamento destinado a prohibir el bloqueo geográfico injustificado entre Estados miembros. El principal objetivo de la propuesta es evitar la discriminación de consumidores y empresas en lo que se refiere a las condiciones de precio, de venta y de pago cuando compran mercancías y servicios en otro país de la UE.

Una vez que el Parlamento Europeo apruebe su posición, comenzarán las negociaciones entre el Consejo, el Parlamento y la Comisión.

El 7 de febrero de 2017, la Presidencia maltesa alcanzó un acuerdo provisional con representantes del Parlamento Europeo para eliminar las barreras a la portabilidad transfronteriza de los servicios de contenidos en línea en el mercado interior. Los embajadores de la UE aprobaron el acuerdo el 15 de febrero. Tras la aprobación formal del correspondiente Reglamento por el Consejo y el Parlamento, las nuevas normas empezarán a aplicarse en el primer semestre de 2018 (nueve meses después de su publicación en el Diario Oficial de la UE). El Reglamento permitirá a los consumidores que se han abonado a servicios de contenidos en línea o que los han adquirido en su país de origen acceder a ellos cuando se encuentren temporalmente en otro país de la UE.

El 20 de febrero de 2017, el Consejo acordó una orientación general para reforzar la cooperación entre las autoridades nacionales encargadas de velar por el cumplimiento de la legislación en materia de protección de los consumidores. El objetivo de la propuesta es modernizar la cooperación para reducir aún más el perjuicio que causan a los consumidores las infracciones transfronterizas de la legislación de la UE en materia de protección del consumidor.

La orientación general permite al Consejo iniciar las conversaciones con el Parlamento Europeo en el marco del procedimiento legislativo ordinario de la UE.