Normativa comercial de la UE

Infografía - Instrumentos de defensa comercial de la UE

La UE está trabajando en la primera revisión a fondo de sus instrumentos de defensa comercial desde 1995

La Unión Europea quiere asegurarse de que todos los productos importados se vendan a un precio justo y equitativo en la UE. Por ese motivo está revisando exhaustivamente sus instrumentos de defensa comercial por primera vez en más de veinte años.

La normativa comercial en forma de instrumentos de defensa comercial protege de perjuicios a los productores de la UE y hace frente a la competencia desleal de empresas extranjeras, como en el caso del dumping y las subvenciones.

Los Estados miembros velan por que los instrumentos de defensa comercial de la UE sean capaces de abordar los nuevos retos del cambiante panorama económico. El objetivo último tiene tres vertientes:

  • salvaguardar el empleo en Europa
  • garantizar una competencia leal en mercados abiertos
  • preservar el libre comercio.

En octubre de 2017, el Consejo y el Parlamento Europeo acordaron una nueva metodología antidumping, que constituye la medida legislativa más reciente en este ámbito.

Modernización de los instrumentos de defensa comercial de la UE

Metodología antidumping

El 3 de octubre de 2017, el Consejo y el Parlamento alcanzaron un acuerdo político que introducirá nuevas normas destinadas a reforzar la capacidad de la UE de proteger a sus productores frente a las prácticas comerciales desleales.

La nueva metodología antidumping tiene por objeto detectar y resolver casos en los que los precios de los productos importados se reducen artificialmente debido a una intervención estatal. Esta metodología es acorde con una propuesta presentada por la Comisión Europea en noviembre de 2016, que se ha elaborado en paralelo a la revisión más amplia de los instrumentos de defensa comercial de la UE.

Entre los cambios previstos cabe mencionar los siguientes:

  • suprimir la antigua distinción entre economías de mercado y economías no basadas en el mercado a la hora de calcular el dumping
  • demostrar la existencia de «distorsiones significativas del mercado» entre el precio de venta del producto y su coste de producción
  • tener en cuenta las normas sociales y medioambientales al determinar los casos de dumping.

Las distorsiones del mercado se determinarán en función de criterios tales como las políticas y la influencia del Estado, la presencia generalizada de empresas de propiedad estatal, la discriminación en favor de empresas nacionales y la falta de independencia del sector financiero.

Las nuevas normas se han formulado de un modo neutral por lo que respecta a los países y son plenamente conformes con las obligaciones establecidas por la Organización Mundial del Comercio que incumben a la UE. Solo se aplicarán a los casos iniciados a partir de la entrada en vigor de la legislación.

Control de las inversiones extranjeras directas

El 13 de septiembre, la Comisión Europea propuso un marco para el control de las inversiones extranjeras directas. El Reglamento correspondiente garantizaría la transparencia y la credibilidad de inversores y Gobiernos nacionales.

Según la propuesta de la Comisión, el nuevo marco jurídico preservaría los intereses esenciales de la UE. Incluiría lo siguiente:

  • el control de las inversiones extrajeras directas por los Estados miembros, con obligaciones de transparencia y trato equitativo
  • un mecanismo de cooperación entre los Estados miembros y la Comisión, que podría activarse cuando determinada inversión extranjera directa en uno o varios Estados miembros afectase a la seguridad o al orden público de otro
  • el control de las inversiones extranjeras directas por la Comisión, en los casos en que dichas inversiones afecten a proyectos más amplios de la UE en ámbitos como la investigación, el transporte o la energía.

La propuesta de Reglamento requerirá un acuerdo entre el Consejo y el Parlamento Europeo con arreglo al procedimiento legislativo ordinario.

El Consejo Europeo pide medidas «vigorosas»

En el Consejo Europeo de octubre de 2016, los dirigentes de la UE reiteraron que es preciso hacer frente a las prácticas comerciales desleales de manera eficiente y vigorosa.

Propuesta de revisión amplia de los instrumentos de defensa comercial

En abril de 2013, la Comisión Europea propuso llevar a cabo una amplia revisión de los instrumentos de defensa comercial de la UE.

La finalidad de los cambios propuestos es lograr que la defensa comercial de la UE funcione mejor para todas las partes, entre ellas los productores e importadores de la UE.

Los instrumentos antidumping y antisubvenciones serán más eficaces y adecuados para proteger a los productores de la UE frente a las prácticas desleales de empresas extranjeras y frente a todo riesgo de represalias. Al mismo tiempo, los importadores dispondrán de mayor previsibilidad en lo relativo a la modificación de los tipos de los derechos, lo que facilitará la planificación de sus actividades. Todo el sistema será más transparente y accesible.