Acuerdos comerciales de la UE

El comercio de bienes y servicios contribuye de manera significativa a un mayor crecimiento sostenible y a la creación de empleo. Más de 30 millones de empleos dependen ya de las exportaciones fuera de la UE. El 90 % del futuro crecimiento global tendrá lugar fuera de las fronteras de Europa. Por tanto, el comercio es un vector de crecimiento y una prioridad fundamental de la UE.

El Consejo pone su empeño en la realización de un sistema comercial multilateral sólido y basado en normas. Una política comercial de la UE responsable va acompañada de un elevado nivel de transparencia y de una comunicación eficaz con los ciudadanos acerca de las ventajas y los retos del comercio y de los mercados abiertos.

¿Qué son los obstáculos al comercio?

Los gobiernos pueden imponer determinados obstáculos al comercio con objeto de que los bienes locales sean más competitivos que los importados.

Existen varios tipos de obstáculos al comercio. Los aranceles son derechos de aduana sobre las importaciones. Conceden una ventaja por lo que respecta al precio a los bienes producidos localmente sobre los bienes similares importados. Una vez suprimidos los derechos de aduana, el comercio puede enfrentarse aún a numerosos obstáculos procedentes de los diferentes reglamentos técnicos aplicables a los productos y servicios.

Los obstáculos no arancelarios hacen referencia a las restricciones resultantes de prohibiciones, condiciones o requisitos específicos del mercado que dificultan o encarecen la importación o exportación de los productos.

¿Qué son los acuerdos comerciales?

La UE gestiona sus relaciones comerciales con terceros países mediante acuerdos comerciales. Estos acuerdos tienen por objeto mejorar las oportunidades comerciales y superar los obstáculos al comercio.

La política comercial se utiliza asimismo como vehículo para fomentar los principios y valores europeos, empezando por la democracia y los derechos humanos y siguiendo por los planteamientos de la UE en relación con el medio ambiente, los derechos laborales y sociales o el desarrollo. De este modo, el Consejo se asegura de que los acuerdos comerciales salvaguarden sus valores, normas y prácticas reglamentarias. Entre ellos:

  • el desarrollo sostenible
  • la gobernanza
  • el comercio libre, justo y ético
  • la protección del medio ambiente
  • los derechos humanos y laborales
  • la salud y la protección de los consumidores
  • el bienestar animal
  • y la protección de la diversidad cultural.

¿Qué tipo de acuerdos comerciales existen?

La política comercial común se basa en el articulo 207 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). La negociación de los acuerdos comerciales se lleva a cabo con arreglo a las normas que establece el artículo 218 del TFUE.

Los nombres de los acuerdos comerciales difieren según el contenido del acuerdo: Acuerdos de Asociación Económica con socios como los países de África, el Caribe y el Pacífico destinados fundamentalmente a fomentar el desarrollo. Acuerdos de Libre Comercio con los países desarrollados y economías emergentes motivados por factores económicos y basados en la apertura mutua de los mercados. Conceden acceso preferente a los mercados de los países implicados. Algunos acuerdos comerciales forman parte de acuerdos políticos más amplios, como es el caso de algunos Acuerdos de Asociación. La UE también participa en acuerdos comerciales no preferenciales integrados en acuerdos de mayor envergadura como los Acuerdos de Colaboración y Cooperación.

¿Qué acuerdos comerciales existen entre la UE y terceros países?

La UE ha celebrado satisfactoriamente una serie de acuerdos comerciales con países socios.

Infografía - Mapa comercial de la UE

Mapa comercial de la UE

Entre los procesos de negociación comercial en curso figuran:

  • las negociaciones de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (ATCI) con EE.UU.
  • las negociaciones del Acuerdo Económico y Comercial Global (AECG) entre la UE y Canadá
  • las negociaciones del Acuerdo de Libre Comercio entre la UE y Japón
  • las negociaciones del Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (ACS) entre 23 miembros de la OMC incluida la UE.

¿Qué ventajas aportan los acuerdos comerciales?

El comercio debe beneficiar a todas las partes –consumidores, trabajadores y empresas– y debe ofrecer igualdad de oportunidades en los Estados miembros y las regiones de la UE.

Los acuerdos comerciales pueden aportar diversas ventajas:

  • la apertura de nuevos mercados para los bienes y servicios de la UE
  • mayores oportunidades de inversión y de protección de las inversiones con un espíritu de reciprocidad y beneficio mutuo
  • un abaratamiento del comercio mediante la supresión de los derechos de aduana y la reducción de la burocracia
  • la agilización del comercio al facilitar el tránsito por aduana y establecer reglas comunes sobre normas técnicas y sanitarias
  • una política ambiental más predecible mediante un compromiso conjunto en ámbitos que afectan al comercio como los derechos de propiedad intelectual, los obstáculos al comercio no arancelarios, las normas sobre competencia y el marco de las decisiones de contratación pública
  • el apoyo al desarrollo sostenible mediante el fomento de la cooperación, la transparencia y el diálogo sobre cuestiones sociales y ambientales con los socios.

Infografía - Negociaciones comerciales de la UE

Negociaciones comerciales de la UE

Modernización de los instrumentos de defensa comercial de la UE

El Comité de Representantes Permanentes (Coreper) ha aprobado la posición de negociación del Consejo sobre una propuesta destinada a modernizar los instrumentos de defensa comercial de la UE, en lo que constituye su primera revisión fundamental desde 1995. La Comisión presentó una propuesta para modernizar los instrumentos actuales en abril de 2013. La propuesta de Reglamento modifica los Reglamentos antidumping y antisubvenciones vigentes, a fin de responder mejor a las prácticas comerciales desleales. El objetivo es proteger a los productores de la UE de los perjuicios causados por la competencia desleal, garantizando el comercio libre y justo.

¿Qué cometido tiene el Consejo en las negociaciones comerciales?

La política comercial y una mejor puesta en práctica de los acuerdos de la UE son responsabilidad conjunta de la Comisión, los Estados miembros y el Parlamento Europeo.

El Consejo desempeña un papel esencial durante el proceso de dar forma a un nuevo acuerdo comercial. Autoriza a la Comisión a negociar un nuevo acuerdo comercial en nombre de la UE, mediante un documento conocido como «mandato de negociación». En su autorización, el Consejo da las directrices de negociación convenientes, que incluyen objetivos, finalidad de las negociaciones o posibles plazos.

La Comisión negocia entonces con el país socio en nombre de la UE y en estrecha cooperación con el Consejo y el Parlamento Europeo. Informa periódicamente al Consejo y al Parlamento de la marcha de las negociaciones. En el transcurso de estas, la Comisión consulta al Consejo.

Cuando el texto de un acuerdo se ha convenido con los socios, y redactado y traducido en todas las lenguas oficiales de la UE, la Comisión remite al Consejo las propuestas formales para su adopción.

Una vez concluidos los debates en el Consejo y tras la revisión jurídico-lingüística del texto, el Consejo adopta una decisión para la firma. El Consejo también decide si aplica provisionalmente el acuerdo, en todo o en parte, si el acuerdo es de carácter mixto y abarca no solo ámbitos de competencia exclusiva de la UE, sino también otros de competencia de los Estados miembros.

Entonces las partes firman formalmente el acuerdo. La Presidencia del Consejo nombra a la persona que firma en nombre de la UE. Si el acuerdo incluye cuestiones objeto de responsabilidad mixta (es decir que abarca no sólo cuestiones de competencia exclusiva de la UE sino también de competencia de los Estados miembros), todos los Estados miembros deberán también firmar el acuerdo.

Tras la firma, el Consejo remite al Parlamento Europeo para su aprobación el acuerdo junto con el proyecto de decisión de celebrarlo.

Únicamente después de obtenida la aprobación del Parlamento Europeo puede el Consejo adoptar la decisión de celebrar el acuerdo. Si el acuerdo incluye cuestiones de responsabilidad mixta, el Consejo podrá celebrarlo únicamente tras la ratificación por todos los Estados miembros.

Para más información sobre cada uno de los acuerdos comerciales, se puede consultar la base de datos del Consejo sobre acuerdos y convenios.