Declaración de la alta representante Federica Mogherini, en nombre de la Unión Europea, sobre el Día de los Derechos Humanos (10 de diciembre de 2016)

Consejo de la UE
  • 9.12.2016
  • 08:00
  • Comunicado de prensa
  • 694/16
  • Asuntos Exteriores y Relaciones Internacionales
  • Este documento está disponible en lenguas no pertenecientes a la UE: Arabic | Persian | Chinese | Russian
9.12.2016
Contactos con la prensa

Maja Kocijančič
Portavoz del SEAE
+32 22986570
+32 498984425

Nabila Massrali
Portavoz del SEAE en funciones
+32 22969218
+32 460754175

El 10 de diciembre, la Unión Europea y sus Estados miembros conmemoran el Día de los Derechos Humanos. En la medida en que la desigualdad y las violaciones de los derechos humanos suponen desafíos crecientes en todo el mundo, y los conflictos continúan en países como Siria, resulta tanto más importante redoblar nuestros esfuerzos para defender los derechos de todos. Esta es la razón por la que este año nos sumamos a las Naciones Unidas en su llamamiento a defender los derechos de alguien.

Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de defender estos derechos. Podemos inspirarnos en los defensores de los derechos humanos, que se enfrentan con valentía en muchos países a cada vez mayores presiones y amenazas. La Unión Europea tiene el firme propósito de protegerlos y promover el espacio de la sociedad civil. Los funcionarios de la UE a todos los niveles así lo hacen reuniéndose con defensores de los derechos humanos, como observadores en los juicios contra estos, visitándolos en centros de detención y planteando sus casos ante los gobiernos. En 2016, la UE también ha prestado ayuda financiera a través del Fondo de emergencia del Instrumento Europeo para la democracia y los derechos humanos (IEDDH) a más de 250 defensores de los derechos humanos y sus familias que se encuentran en situación de riesgo como consecuencia de su trabajo diario.

Aunque la acción individual sea esencial, la Unión Europea en su conjunto seguirá desempeñando un papel destacado en el fomento de un orden mundial basado en normas, con el respeto de los derechos humanos como elemento central. El representante especial de la UE para los Derechos Humanos, Stavros Lambrinidis, participa activamente en la mejora de la visibilidad de la política de derechos humanos de la UE en todo el mundo. Al mismo tiempo, las delegaciones de la UE trabajan incansablemente para defender los derechos humanos en sus países de acogida. La UE sigue siendo una firme defensora de los derechos humanos en los foros multilaterales, y presta todo su apoyo al sistema de derechos humanos de las Naciones Unidas, que resulta fundamental para la protección de los derechos humanos universales y la supervisión de su cumplimiento.

El próximo año, la UE continuará el seguimiento de la nueva Estrategia Global sobre Política Exterior y de Seguridad de la UE, puesta en marcha en junio de 2016, en la que nos comprometimos a fomentar el respeto de los derechos humanos tanto dentro como fuera de la UE. Este compromiso incluye garantizar el más alto nivel de protección de los derechos humanos de los migrantes y los refugiados en toda actuación de la UE en materia de migración y desarrollo. Asimismo, evaluaremos el progreso de nuestro ambicioso Plan de Acción para los Derechos Humanos y la Democracia de 2015 a 2019. Del mismo modo, mantendremos nuestro compromiso en favor de la lucha contra la tortura y los malos tratos, y la protección de los derechos del menor mediante la revisión de nuestras Directrices de la UE y reforzando aún más el impacto de nuestras políticas en estas materias.

Hoy, al igual que cada día de este año, la UE seguirá defendiendo los derechos humanos a escala mundial, y prestará todo su apoyo a todas las personas que hagan lo mismo.

Se suman a la presente declaración la Antigua República Yugoslava de Macedonia*, Montenegro*, Serbia* y Albania*, países candidatos; Bosnia y Herzegovina, país del Proceso de Estabilización y Asociación y candidato potencial; e Islandia, país de la AELC miembro del Espacio Económico Europeo; así como Ucrania, la República de Moldavia y Armenia.

*La Antigua República Yugoslava de Macedonia, Montenegro, Serbia y Albania siguen formando parte del Proceso de Estabilización y Asociación.