Utilizamos cookies para brindarle la mejor navegación por nuestra sede electrónica. Para más información consulte el enlace cómo utilizamos las cookies y cómo cambiar los ajustes.

El Consejo de Competitividad

 


Arrow Comunicados de prensa

La creación, en junio de 2002, del Consejo de Competitividad mediante la combinación de tres formaciones previas (Mercado Interior, Industria e Investigación) respondió a la necesidad percibida de tratar de manera más coordinada y con mayor coherencia los asuntos relacionados con la competitividad de la Unión Europea. Según los puntos que figuren en el orden del día, este Consejo estará integrado por los Ministros de Asuntos Europeos, los Ministros de Industria, los Ministros de Investigación, etc. Se reúne unas cinco o seis veces al año.

Desde su creación, este Consejo desempeña un papel horizontal al velar por un enfoque integrado del fomento de la competitividad y el crecimiento en Europa. En ese sentido, pasa revista periódicamente a los asuntos relacionados con la competitividad, tanto horizontales como sectoriales, basándose en análisis facilitados por la Comisión, y emite dictámenes sobre cómo tener debidamente en cuenta dichos asuntos en todas las iniciativas políticas que repercuten en las empresas. Asimismo, estudia las propuestas legislativas relacionadas con sus distintos ámbitos de actividad y decide por mayoría cualificada, generalmente en codecisión con el Parlamento Europeo.

Los tres ámbitos de actividad del Consejo de Competitividad son los siguientes:

-      Mercado Interior

El mercado interior constituye una de las prioridades más importantes y continuas de la Unión Europea, ya que se tiene por finalidad la creación de un espacio en el que las personas y las mercancías puedan circular libremente. A tal fin, el Consejo de Competitividad abarca un gran número de temas: la contratación pública, la libre prestación de servicios y el libre establecimiento, la libre circulación de mercancías, los derechos de propiedad intelectual e industrial, la competencia y el Derecho de sociedades.

-      Industria

Los asuntos relacionados con la política industrial siguen siendo principalmente competencia de los Estados miembros. Las acciones emprendidas en virtud del Tratado de la Comunidad Europea deben guiarse por la necesidad de garantizar las condiciones indispensables para la competitividad de la industria de la Comunidad, a través de una estrecha colaboración entre la Comunidad y sus Estados miembros.

El Tratado estipula que, con arreglo al principio de un sistema de mercados abiertos y competitivos, la acción de la Comunidad se orientará a acelerar la adaptación de la industria a los cambios estructurales, fomentar un ambiente favorable a la iniciativa y al desarrollo de empresas en todo el territorio de la Comunidad, particularmente las PYME, fomentar un ambiente favorable a la cooperación entre las empresas y estimular una mejor explotación del potencial industrial de las políticas de innovación, investigación y desarrollo tecnológico.

Las acciones emprendidas por la Comunidad hasta la fecha han estado orientadas a ayudar a los Estados miembros a resolver las crisis desatadas en los principales sectores industriales de la Comunidad, de tal forma que se previniesen las distorsiones de la competencia, aunque permitiendo al mismo tiempo la reestructuración de los sectores afectados en un plazo establecido. Los criterios aplicados se inscriben en la aspiración de que dicha reestructuración se realice de forma coordinada y se evalúe la estrategia de crear las condiciones idóneas para fomentar los sectores capaces de competir con sus adversarios en otros países industrializados o en vías de industrialización.

-      Investigación

La investigación científica y el desarrollo tecnológico (IDT) desempeña un papel cada vez más importante en el proceso de desarrollo económico.

El Tratado de la Comunidad Europea establece los objetivos, las normas y los procedimientos aplicables para la puesta en marcha de actividades de IDT. El objetivo principal de las actividades comunitarias es el refuerzo de los fundamentos científicos y tecnológicos de la industria europea y de su competitividad internacional, combinando recursos de investigación en determinados ámbitos esenciales y tecnologías prioritarias.

El Séptimo Programa Marco (2007-2013) es el principal instrumento de la Unión para financiar la investigación en Europa. Contribuye a la creación de un Espacio Europeo de Investigación (EEI) como una perspectiva para el futuro de la investigación en Europa. Su objetivo es la excelencia científica, la mejora de la competencia y de la innovación mediante la promoción de una mayor cooperación, una mayor complementariedad y una coordinación mejorada entre los interlocutores relevantes a todos los niveles.