Utilizamos cookies para brindarle la mejor navegación por nuestra sede electrónica. Para más información consulte el enlace cómo utilizamos las cookies y cómo cambiar los ajustes.

Derechos de los ciudadanos

Promover los derechos de los ciudadanos: una Europa de los derechos

Desde la adopción del Tratado de Maastricht, la ciudadanía europea concede derechos adicionales a los ciudadanos de los Estados miembros, entre ellos el de circular y residir libremente, el de votar y de presentarse a las elecciones municipales y a las del Parlamento Europeo, el acceso a la protección diplomática de un Estado miembro distinto del suyo fuera de la UE, el derecho de enviar peticiones al Parlamento y al Defensor del Pueblo Europeos. El Programa de Estocolmo profundiza dicha ciudadanía:


■ Una Europa basada en los derechos fundamentales 

La Unión ha iniciado las negociaciones para la adhesión al Convenio Europeo de Derechos Humanos. Ello reforzará la obligación que incumbe a la Unión de asegurarse de que en todos sus ámbitos de actuación se promuevan de forma activa los derechos y las libertades fundamentales..


■ El pleno ejercicio del derecho a la libre circulación 

Siempre que se cumplan todas las condiciones necesarias para la aplicación del acervo de Schengen, la UE adoptará las medidas que haga falta para que puedan suprimirse los controles en las fronteras interiores de los Estados miembros que hayan declarado que están preparados para adherirse al espacio Schengen. La red SIRENE desempeña un papel destacado en la gestión del espacio Schengen.

Debe prestarse especial atención en particular a los niños que son víctimas de explotación y abusos sexuales, así como a los niños que son víctimas de trata de seres humanos y a los menores no acompañados.
También requieren atención especial las víctimas del terrorismo.
Conciliar el intercambio creciente de datos personales y la necesidad de garantizar la protección de la vida privada.
Cualquier ciudadano de la Unión que se encuentre en un tercer país en el que su Estado miembro no esté representado tiene derecho a la protección de las autoridades diplomáticas de cualquier otro Estado miembro.

 

■ Convivir en un espacio que respete la diversidad y proteja a los más vulnerables

En el contexto de la política de inmigración de la Unión, debe prestarse especial atención en particular a los niños que son víctimas de la explotación y abusos sexuales, así como a los niños que son víctimas de trata de seres humanos y a los menores no acompañados. La Unión y los Estados miembros tienen que proseguir sus esfuerzos concertados para integrar plenamente en la sociedad a los grupos vulnerables, en particular la comunidad gitana, mediante la promoción de su inclusión en el sistema educativo y en el mercado laboral, y tomando medidas para prevenir la violencia dirigida contra ellos. Por último, las personas más vulnerables que se encuentran en un Estado miembro del que no son nacionales ni residentes necesitan ayuda y protección jurídica especiales. También requieren atención especial las víctimas del terrorismo. (Véase Lucha contra el terrorismo).


■ Derechos de las personas en los procesos penales 

La protección de los derechos de los sospechosos o acusados en procesos penales es un valor fundamental de la Unión, imprescindible para mantener la confianza mutua entre los Estados miembros y la confianza del ciudadano en la Unión. Desde esta óptica se ha adoptado un plan de trabajo encaminado a reforzar los derechos procesales de los sospechosos y acusados en los procesos penales.

 

■ Proteger los derechos del ciudadano en la sociedad de la información

La Unión se enfrenta a una ardua tarea: conciliar el intercambio creciente de datos personales y la necesidad de garantizar la protección de la intimidad. La UE reforzará su estrategia global de protección de datos en su seno y en sus relaciones con terceros países. Así pues, una directiva global contendrá en particular los elementos esenciales que deban figurar en los acuerdos relativos a la protección de datos celebrados con fines represivos con terceros países, sobre la base de un alto nivel de protección de datos.

 

■ Participación en la vida democrática de la Unión

El derecho de iniciativa de los ciudadanos de la Unión que prevé el artículo 11 del TUE establece un nuevo mecanismo de participación ciudadana. En ese contexto, se estudia la organización de un día común de elecciones para los comicios del Parlamento Europeo.


■ Derecho a la protección en Estados no miembros

Cualquier ciudadano de la Unión que se encuentre en un tercer país en el que su Estado miembro no esté representado tiene derecho a la protección de las autoridades diplomáticas de cualquier otro Estado miembro. Se adoptarán las medidas oportunas para establecer la coordinación y la cooperación necesarias a efectos de facilitar la protección consular.